Teóricos disfuncionales, ambiciosos, y sobre todo, mal agradecidos

Teóricos disfuncionales, ambiciosos, y sobre todo, mal agradecidos:

18 Mayo 2013, 11:02 AM
Teóricos disfuncionales, ambiciosos, y sobre todo, mal agradecidos
Escrito por: Rafael R. Ramírez Ferreira (rafaelpiloto1@hotmail.com)
 

Porque… El traidor y el mal agradecido, nacieron de

Una misma barriga, uno debajo y el otro encima.

 

La enemistad oculta, es la más

Peligrosa: declarada, carece de

Probabilidades de vengarse.

Lucio A. Seneca.-

         Aconsejo sin ningún rubor, que nunca abra la boca y mucho menos escriba, cuando este enfadado, debido a que en esos momentos, existe una supresión –aun sea momentánea- de la capacidad de pensar, esto es, de la razón, tal como expresan los profesionales del comportamiento, porque la auténtica sede de esta se halla enclavada en las facultades cognoscitivas, aseverado esto por un gran orador, cuando dijo que: “la cólera es una ráfaga de viento que opaca la lámpara de la inteligencia”.

 Pero, lo que aconsejamos no significa que lo vayamos nosotros a cumplir. Hoy son innúmeras las causas para crear enfado dentro de los hombres y mujeres dominicanos, que se consideran con cierto nivel de conciencia, de lealtad, o al menos, con determinado nivel de moralidad y ética.

Tanto en las instituciones como en los hogares, existen personas que nunca debieron o deberían llegar a ser jefes, a tener poder de decisión, a no ser por medio  de la política. Simplemente, porque los puestos y funciones les quedan grandes.

Estas situaciones, desde hace tiempo, fueron bien definidas por la famosa teoría de Peter, la cual reza que: “En una jerarquía, todo empleado tiende ascender hasta su nivel de incompetencia”.

 Y vayan ustedes a ver si esto es cierto. Dentro de tantas cosas, analicen las declaraciones del director de la onza, -perdón-, de la “Omsa”, al clamar por “un pacto por la movilidad sostenible” en “aras de implementar un marco regulatorio e institucional que garantice un sistema de transporte de calidad, ordenado, seguro y ambientalmente sostenible” y…bla, bla, bla. Todo es teoría, sin ser capaces de siquiera de implementar el principio básico de la gerencia, como lo es la supervisión. O quizás, este esperando que vengan extraterrestres o iluminados extranjeros a realizar el trabajo que a él le corresponde.

Así son todos, locuaces, teóricos disfuncionales con la solución de todos los problemas nacionales pero, solo de la boca hacia fuera. Conduzca entre cinco y ocho p.m. por la avenida 27 de febrero, incluyendo por debajo del elevado –si no sufre del corazón- y vera las competencias suicidas entre voladoras y los autobuses de la Omsa, mientras los dirigentes teorizan en un salón. ¡No j…!

Por casos como este, es que sostengo, que somos tan indelicados, pero, tan indelicados, que llegamos y sobrepasamos el ridículo. Imitamos todo lo de fuera y de manera tal, que más bien parecemos loros.

Vivimos en un ambiente nauseabundo, podrido, purulento, donde lo importante es la política, la lucha por el poder y el descaro por aspirar al mismo. Muchos de estos aspirantes, solo lo hacen para hacer bulla, para negociar, porque saben que no van a ninguna parte, pero, peor somos nosotros que le hacemos caso a estos “lideres” de “paquitos” o historietas de patio, indelicados e irresponsables, como el “líder” que organismos extranjeros, en su momento, lo han apodado “la hormiguita”.

Si, ese mismo, el “enllave” de organismos internacionales, usureros y explotadores, que ahora se destapa diciendo con descaro y sin consideración, pretendiendo disminuir la figura presidencial y de quien lo tiene encumbrado en una posición gubernamental, que “una evidencia de que el PLD gana con cualquier candidato, fue el triunfo de Danilo Medina en las pasadas elecciones”.

Por cosas como estas, es que digo que puedo soportar, con cierto o real desgano y determinadas limitantes, a una persona traidora pero, nunca, sin excusa alguna, a un mal agradecido, a un ingrato. Porque tan pernicioso, ambivalente, canalla, sin carácter y sin valor humano lo es el traidor, como el mal agradecido. Descortés, petulante y mal agradecido, es lo menos que podemos decir de este personaje.

(Via ElDia.com.do)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Trabajadoras Domésticas. Beneficios conforme con el código de trabajo Rep. Dom.

Muchas veces nos preguntamos, porque no nos toman en serio?

¿Retención por Nómina?