De jueces y ultrajes (1, 2, 3, 4 y 5)

De jueces y ultrajes (1, 2, 3, 4 y 5)

15/12/2014 12:00 AM - Ramón Colombo, El Caribe

Primer gran ultraje: la designación, a conveniencia esta vez no de un gobierno, ni de un partido, sino de un grupo político (Leonel Fernández, socios, anexos, conexos, similares y relacionados) de los jueces de las llamadas “Altas Cortes” (una vieja y dos nuevas, por si hicieran falta), con el propósito específico y único, no de perfeccionar la Justicia, sino simplemente de blindarse ante cualquier eventual demanda por sus actos de gobierno o desgobierno. Resultado: una sociedad ultrajada por una Judicatura degradada a tal extremo que la designación de cualquier juez pasa, primero que nada, por ese cedazo político. 

Más ultrajes: Como hemos visto en el accionar de jueces bajunos de las “Altas” Cortes: sentencias automáticas que la gente “adivina”, desprecio o anulación de pruebas, por abrumadoras que sean (cuando han sido adversas a los intereses políticos que ellos representan), argumentaciones prejuiciosas, renuncia a principios del Derecho, desapego a todo compromiso de respeto a los derechos humanos y hasta descarado exhibicionismo público (lo que nunca se había visto ni siquiera en los tiempos de Trujillo) con dirigentes de partidos a cuyos órganos de dirección algunos de estos “jueces” pertenecen o han pertenecido... - See more at:

Más y más ultrajes: Altos “jueces” cobrando en más de una nómina estatal; altos “jueces” compartiendo abiertamente con su “emvipí” (y hasta abriéndole la puerta del bar restaurante); altos “jueces” haciendo actividades públicas en apoyo a sus sentencias; altos “jueces” participando en debates públicos sobre determinada materia, antes de que ésta llegue a su Corte; altos “jueces” declarando que determinada decisión “jurisprudencial” fue asumida por razones políticas; altos “jueces” justificando sus decisiones en bien de mantener ciertos “privilegios”…En fin, mi muy alto magistrado José Manuel Hernández Peguero, ¿seguimos hablando de ultrajes?

Respuesta al ultraje: ¿Que ante los hechos que muestran una Justicia servil ante espurios intereses políticos, unos jóvenes tan decepcionados como millones de ciudadanos les convierten a esos “jueces” sus dulces sueños en merecidas pesadillas?… ¿Y qué? Es legítimo y novedoso recurso de protesta pública por el daño que causan a la buena fama que siempre debería tener la Justicia; por el daño que causan a una sociedad que merece respeto y a un sistema democrático cuyas leyes deben hacer valer con independencia e irrenunciable sentido de justicia… ¿Que esos jóvenes los denuncian como jueces corruptos? ¡Qué bueno!

Merecen apoyo esos muchachos que han superado las protestas convencionales para asediar públicamente a los “jueces” que han ultrajado al Poder Judicial, a la nación y al sistema democrático. Y si el muy magistrado Hernández Peguero quiere, que sume a mucho más gente a la demanda judicial que ridículamente ha abierto por sentirse “ultrajado”. Pues si a ultrajes nos vamos, en la categorización de los ultrajes a estos “jueces” no les iría muy bien que digamos. Es más, sí, que someta a más. Porque, por más que sus “ultrajados” colegas los condenen, la historia los absolverá. Y eso, al cabo, es lo que cuenta.

http://www.elcaribe.com.do/2014/12/16/jueces-ultrajes-2#sthash.EVgNfggh.dpuf

- See more at: http://www.elcaribe.com.do/2014/12/15/jueces-ultrajes-1#sthash.D5MtWoFL.dpuf



Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Trabajadoras Domésticas. Beneficios conforme con el código de trabajo Rep. Dom.

REQUISITOS CERTIFICADO DE VIDA Y COSTUMBRE

Violaciones más frecuentes al Código de Trabajo dominicano