Cancelación del embargo

Cancelación del embargo:

Luego de trabar una medida conservatoria, pueden sobrevenir causas que ameriten su reducción, levantamiento o cancelación. En este sentido, la doctrina se ha manifestado abundantemente sobre las irregularidades de forma o de fondo, y sobre los motivos serios y legítimos, que por su gravedad dan lugar a la nulidad del embargo; también las violaciones directas de la ley, o al momento de autorizar o ejecutar la medida; también la cesación o la desaparición de las causas del embargo por uno cualquiera de los medios previstos por la ley.Lo anterior lo sostiene el autor de Las Vías de Ejecución, Germán Mejía, y lo desarrolla y comenta Napoleón Estévez en su obra ley 834 comentada. Se establece, entre otras cosas: a) Haber embargado bienes que no son susceptibles de este tipo de medida; b) Embargar en base a un crédito que no reúne las condiciones de certidumbre, liquidez y exigibilidad requeridas; c) Embargar sin título o con título que no reúne las condiciones suficientes para fundamentar este embargo; d) Que la ordenanza que autorizó el embargo ha emanado de un tribunal incompetente, o bien obtenida mediante un procedimiento no autorizado por la ley; e) Haber incurrido en graves irregularidades de forma al momento de levantar el proceso verbal de embargo; f) Haber violado el plazo prefijado por la ordenanza para demandar la validez del embargo o el pago del crédito; g) Haber demandado la validez del embargo ante un tribunal incompetente; h) Haber sido retractada la ordenanza que autorizó el embargo, o revocada la sentencia en base a la cual fue trabada la medida; i) Que el deudor haya ofrecido pagar la totalidad de las sumas que han servido de causas al embargo, y los intereses y costas ocasionados por el procedimiento ante la negativa de recibir los valores ofrecidos y que el embargado las haya consignado y apoderado al tribunal para que, al mismo tiempo de declarar válida la oferta y la consignación, también ordene el levantamiento del embargo; j) Que el tribunal apoderado de la demanda en pago del crédito y de la validez del embargo, haya rechazado la primera y no se haya pronunciado con relación a la segunda; k) Que luego del embargo, el crédito del embargante se haya extinguido, Que la medida haya sido autorizada sin que hubiese urgencia y peligro en el cobro del crédito, en razón de que con anterioridad el deudor había otorgado al acreedor garantías reales suficientes.

(Via listindiario.com)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Trabajadoras Domésticas. Beneficios conforme con el código de trabajo Rep. Dom.

Muchas veces nos preguntamos, porque no nos toman en serio?

Violaciones más frecuentes al Código de Trabajo dominicano