Rinden homenaje a jueces dominicanos en Estados Unidos


CONSULADO NUEVA YORK
Rinden homenaje a jueces dominicanos en Estados Unidos
La actividad forma parte de una iniciativa del presidente de República Dominicana.

NUEVA YORK.-Doce jueces dominicanos que ejercen en el sistema judicial de los Estados Unidos recibieron un merecido reconocimiento de parte del Consulado General de la República Dominicana por su exitosa trayectoria profesional, durante un solemne acto efectuado en la sede consular, en el marco de la celebración del Mes de la Herencia Dominicana, y como parte de la disposición del presidente Danilo Medina de reconocer los valores y aportes de sus connacionales residentes en el exterior.

  En la actividad efectuada en la sede consular  y que se inició con la interpretación del himno nacional dominicano, fueron reconocidos por sus éxitos logrados en su carrera de Derecho, Rolando T. Acosta, juez de la División de Apelación de la Suprema Corte de Nueva York; María Arias, jueza de la Corte de Familia de Queens; Rita Mella, jueza de la Corte de Sucesiones de Manhattan; Manuel J. Méndez, juez de la Suprema Corte de Nueva York; Diccia Pineda-Kirwan, jueza de la Suprema Corte de Queens; y Faviola Soto, jueza de la Corte de Reclamos de Nueva York.

  También, Leticia Ramírez, jueza de la Corte de Familia del Municipio de Kings; Llinet Beltré, jueza de la Corte de Familia de El Bronx; Denisse Domínguez, jueza de la Corte Civil de Manhattan; Julia Rodríguez, jueza de la Suprema Corte del Municipio de El Bronx; Nilda Horowitz, jueza de la Corte de Familia del Municipio de White Plains; y Helen Voutsinas, jueza de la Corte del Distrito en el Municipio de Nassau.

  El cónsul general Luis Lithgow no estuvo presente en la actividad por razones de Estado y el vicecónsul Víctor Comprés leyó su discurso en el que Lithgow dice que “se escribe una nueva página en la historia de la inmigración dominicana a los Estados Unidos, porque estamos homenajeando a un segmento muy importante de nuestra comunidad, y que tiene como función sagrada el aplicar la Ley con veredictos que emanan de los tribunales de cortes de justicia”.

  Expresó Lithgow que “el Gobierno del presidente Danilo Medina, quien es respetuoso del Poder Judicial, de su independencia y de su dignidad, se siente orgulloso de contar con una comunidad dominicana en el exterior integrada por gente trabajadora, ordenada, honesta, planificadora y perseverante en la búsqueda de la superación.

  Resaltó que “los dominicanos y dominicanas residentes en los Estados Unidos, los que ejercen la profesión de abogados en los tribunales y los que laboramos empírica o profesionalmente de manera honrada, agradecemos profundamente la acogida  y las oportunidades que nos ofrece esta gran nación, sino que también somos respetuosos de su Constitución Política y de sus leyes adjetivas estatales y federales vigentes, su soberanía y cultura”.

  Lithgow manifestó que “la diáspora dominicana en los Estados Unidos, ha hecho importantes aportes a la economía, la educación, la producción en la manufactura, la construcción, los avances tecnológicos y, a través de nuestros jueces, a la aplicación de la justicia  en esta nación, lo que es reconocido y admirado por el presidente Danilo Medina, y el Consulado General de la República Dominicana en Nueva York”.

  Agregó que “nos sentimos inmensamente satisfechos y regocijados de contar con los profesionales del Derecho, ejerciendo en distintas cortes de la justicia en los Estados Unidos; a ellos, nuestro ferviente reconocimiento y gratitud de parte de nuestros connacionales, residentes dentro y fuera de la patria fundada por Juan Pablo Duarte y otros insignes patriotas”.

  El cónsul Lithgow agradeció la presencia de funcionarios diplomáticos y consulares, activistas comunitarios, empresarios, comerciantes, profesionales, periodistas, deportistas y dirigentes políticos, en el magno e histórico evento, “en el que se pone de manifiesto el orgullo patrio de los dominicanos y dominicanas” a quienes exhortó a “continuar participando en las distintas actividades del Mes de la Herencia Dominicana en el estado de Nueva York. 

  La misión dominicana ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvo representada por el embajador alterno y encargado de negocios, Marco Montilla, quien departió con los homenajeados junto a Comprés previo al inicio del evento al que asistieron, además, la asambleísta estatal Gabriela Rosa; diputado Rubén Luna, Guillermo Linares, ex concejal; doctor Hugo Morales, miembro de la Junta de Síndicos de CUNY; y los doctores Rafael Lantigua y Rafael Tapia Mendoza.

  Además, John Sheppard, de la oficina local de la UASD; doctora Marilú Galván, presidenta del Centro Cívico Cultural Dominicano, doctor Manuel Acevedo, Mariza Del Toro, Haile Rivera, de Dominicanos Unidos de Nueva York; Carmen Rojas, de Padres Abogando por el Derecho de los Niños; ingeniero Félix García, quien viajó desde Santiago; Ana García Reyes, Milady Báez, Quenia Abreu, José Delio Marte, Cesar Romero, Ana García Reyes y Judith Amaro, entre otros.

  En el acto conducido por el vicecónsul Baltazar Figuereo, se presentó un video con fotografías de los homenajeados y del presidente Danilo Medina, mientras que Mónica Lockhart, del departamento de comunidad del Consulado, leyó junto a Figuereo las biografías de los doce jueces

Agradecimiento

 

  Los jueces agradecieron la distinción de que fueron objeto. “Quiero agradecer al Consulado, al cónsul general Luis Lithgow y al Gobierno de la República Dominicana por este reconocimiento; quiero también reiterar que este premio no me corresponde solamente a mi sino a toda la comunidad dominicana porque sin ella no hubiese estado donde estoy hoy en día”, expresó Manuel J. Méndez, quien es presidente de la Asociación de Jueces Dominicanos de Nueva York.

  “La población inmigrante es honesta, trabajadora y de importantes decisiones y los dominicanos somos parte ello”, dijo la jueza Denisse Domínguez al agradecer el reconocimiento de parte del Consulado, y añadió que seguirá trabajando en la aplicación de la ley en forma equilibrada y justa en sus sentencias. 

  La jueza Beltré expresó –de su lado- que “el orgullo realmente es mío, soy una de cuatro hijas criada por mi madre que fue mi madre y mi padre y que no pudo estar aquí porque está en el hospital; el orgullo realmente es una cosa grandísima de ser dominicana”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las Trabajadoras Domésticas. Beneficios conforme con el código de trabajo Rep. Dom.

Muchas veces nos preguntamos, porque no nos toman en serio?

Violaciones más frecuentes al Código de Trabajo dominicano